fechar
Solicite una demostración
marzo 5, 2023

Las ventajas de la IA aplicada a la videovigilancia

Los hurtos en establecimientos comerciales han aumentado más de un 14 % en 2022 en Francia. La crisis económica, la subida de los precios asociada a la inflación, la escasez de alimentos, la precariedad creciente, pero también la proliferación de las plataformas de venta en línea, han generado un contexto de tensiones favorable al recrudecimiento de los hurtos en establecimientos comerciales. Para los comerciantes, el lucro cesante puede llegar a alcanzar el 3 % del volumen de negocios. Como respuesta a esto, la inteligencia artificial asociada a la videovigilancia se impone como la solución de seguridad más eficaz.

Contacta con nosotros

Hurtos en establecimientos comerciales: balance en 2022

Cada año, los hurtos en establecimientos comerciales suponen un coste aproximado de 100 mil millones de dólares a los distribuidores en todo el mundo. Además del número de artículos robados, llama la atención la diversificación de este tipo de robo. Empezamos por la diversidad de los productos robados. En 2014, la lista de los 4 objetos más robados estaba compuesta por productos de higiene y belleza; licores; ropa y accesorios; y pequeños equipos electrónicos. En 2022, el queso, las cuchillas de afeitar, los accesorios de moda, los perfumes y la carne transformada figuraban en la cabeza de la lista de los productos más codiciados, seguidos de otros productos como los mariscos o las golosinas. 

Otro hecho constatado: la diversidad de las «víctimas» de los robos. Aunque los pequeños comercios son los que sufren un mayor impacto, debido a la ausencia de medios de vigilancia, otras enseñas sufren de manera creciente estas prácticas fraudulentas. Entre ellas: las farmacias, las tiendas de bricolaje, las tiendas de ropa o las perfumerías. El hurto en establecimientos comerciales ya no afecta en exclusiva a la gran distribución alimentaria. En consecuencia, se instala una especie de círculo vicioso. ¿Por qué? Porque la pérdida de inventario desconocida, consecuencia directa del hurto en establecimientos comerciales, es decir, la diferencia entre el stock teórico contable de una superficie de venta y su inventario real, obliga a los comerciantes a repercutir el lucro cesante en el precio de venta de los productos. Un alza de precios que incita todavía más a los clientes, incluso a los más fieles, a ceder ante la tentación del robo. 

¿Por qué implementar la videovigilancia?

Además de las implicaciones financieras, hay que constatar que resulta difícil vigilar de manera precisa todo lo que ocurre en cada uno de los pasillos de la tienda o, en el caso de las pequeñas superficies, gestionar todas las tareas a realizar (cobro, limpieza, etc.) al mismo tiempo que se vigila a los clientes. Sea cual sea el tipo de superficie que es necesario controlar, la vigilancia humana por sí sola resulta insuficiente. 

Es aquí donde la videovigilancia se impone como un esfuerzo indispensable, en especial, en el sector de la alimentación en el que los márgenes son reducidos (3 a 4 % del resultado neto). «En la actualidad, se calcula que solo se detecta entre un 5 y un 10 % de los hurtos por medio de las soluciones tradicionales. Para el comerciante, el beneficio de un sistema de vídeo es doble: reduce el número de hurtos e incrementa de forma paralela su volumen de negocios, lo que le permite invertir más en su establecimiento (renovación, contratación de personal, etc.). De este modo, resulta más eficaz desde el punto de vista financiero y, sobre todo, más rentable. En un momento en el que las quiebras se multiplican, la videovigilancia es un activo de primer orden», explica Benoît Koenig, cofundador de Veesion. Como resultado de ello, el mercado de la videovigilancia está viviendo también un fuerte incremento, con un crecimiento anual del 10 %. 

Entre las principales ventajas de la videovigilancia:

  • Disuadir a los ladrones y, de este modo, reducir el hurto en establecimientos comerciales gracias a la presencia de cámaras de vigilancia;
  • Vigilar a distancia los hechos y los gestos de las personas presentes en la tienda;
  • Combatir el hurto por parte de los empleados;
  • Aportar pruebas jurídicas del hurto o de cualquier otro acto reprensible;
  • Reducir los gastos de seguro;
  • Evitar los gastos de contratación de personal dedicado: un agente de seguridad cuesta casi 20 € IVA incluido por hora, es decir, un coste total anual para la empresa de 60 000 €;
  • Disponer de imágenes durante un plazo legal de 30 días gracias al almacenamiento digital garantizado por el instalador del sistema.

Qué cambios supone la IA para la videovigilancia

Si bien en 2023 el 95 % de los establecimientos comerciales de venta al detalle estaba equipado con videovigilancia, la mayor parte de los usos que se hacía de ella eran relativamente básicos. Sin embargo, la emergencia de la inteligencia artificial con toda probabilidad revolucionará la seguridad por vídeo en el comercio al detalle y en todos los sectores que decidan adoptarla. Aunque solo se encuentre en sus inicios, los resultados son ya muy positivos. La IA apareció hacia el 2016-2017, sin embargo, la tecnología era demasiado compleja para su uso en los sistemas de vídeo.

¿Cómo funciona? La inteligencia artificial al servicio de la videovigilancia funciona en forma de bloques:

  • Un primer bloque permite detectar a la persona.
  • Otro bloque analiza el movimiento corporal y calcula la posición de las partes del cuerpo en cada instante a través de un análisis totalmente anonimizado. 
  • Por último, un 3er bloque activa el reconocimiento de objetos para poder identificar mochilas, bolsos, etc., y diferenciarlos en una cesta o en un carrito de la compra.

En resumen, la IA permite asociar un comportamiento de compra clásico con el de un hurto en establecimientos comerciales, el cual consistiría en guardar un artículo en el bolsillo o el bolso personal, en lugar del carrito. Esta detección de un gesto sospechoso activa una alerta en tiempo real al comerciante o al agente de seguridad. Este último será el encargado de comprobar si el producto ha sido abonado o no en caja.

Las ventajas de la inteligencia artificial

Concretamente, ¿qué ventajas presentan las cámaras de vigilancia por IA respecto a las soluciones clásicas de videovigilancia?

  • Ampliar la capacidad de tratamiento

La primera gran diferencia reside en la capacidad de la tecnología para tratar grandes cantidades de datos en tiempo real. En efecto, resulta difícil, incluso para un ojo experimentado, identificar todos los comportamientos sospechosos en una tienda equipada con una centena de cámaras de vigilancia. El resultado es que el 95 % de los hurtos actualmente pasan desapercibidos, mientras que la IA permite detectar al 98 % de ellos. 

Otra ventaja: la inteligencia artificial puede, no solo procesar un volumen mucho más elevado de datos, sino además seleccionar y transmitir únicamente la información más pertinente a los agentes, lo cual agiliza de manera real la toma de decisiones. En última instancia, es un ser humano el que toma la decisión.

  • Democratizar el acceso a la seguridad

Tal y como he explicado anteriormente, contratar a una persona dedicada a tiempo completo a la seguridad resulta costoso. En consecuencia, muchas tiendas de proximidad, de tamaño más reducido, deben renunciar a ella. Aunque la videovigilancia les aporta cierta eficacia, la inteligencia artificial va a permitirles, por su parte, disponer del mismo nivel de calidad y seguridad que cualquier gran superficie. La IA pone la tecnología avanzada al alcance de los pequeños comerciantes, tanto en términos de coste como de usos.

  • Beneficiarse de la mejora permanente

El principio de la inteligencia artificial se basa en el aprendizaje automático, es decir, la capacidad para aprender por sí misma con el paso del tiempo. De este modo, cuanto más utilice un comerciante el sistema de seguridad, más preparado estará para mejorar su precisión y eficacia. Todo ello, sin costes adicionales de formación o actualización para el usuario. La IA será incluso capaz de identificar nuevos modelos o comportamientos sospechosos. 

  • Adoptar un enfoque ético de la seguridad

Contrariamente a las ideas preconcebidas, la inteligencia artificial no reconoce a las personas como tales. Detecta un movimiento sospechoso. En consecuencia, dentro del marco de una videovigilancia, no está sujeta a los sesgos o prejuicios humanos. Por tanto, la IA permite tomar una decisión basada en los hechos como tales y en una prueba visual, no vinculada a una identidad, una procedencia étnica, una forma de vestir concreta o incluso una marca biométrica como puede ser un tatuaje. La IA aplicada a la videovigilancia actúa de forma anónima. 

  • Favorecer nuevos usos

Por último, la detección de los hurtos no es el único uso que se puede hacer de una cámara inteligente. Esta también está en posición de detectar un accidente corporal (enfermedad, caída, agresión, etc.) o un deterioro de un material, para hacer posible una intervención rápida del personal. 

La vigilancia por IA puede también aportar información de marketing precisa: mostrar qué producto es popular para anticipar las rupturas de stock, qué estante recibe menos atención de los clientes, qué producto se manipula pero se vuelve a colocar en su sitio (por tanto, no se compra), etc. Una mina de información para permitir al comerciante optimizar la distribución de su tienda, la organización de sus cabezas de góndola y su stock.

¿Por qué Veesion?

En un mercado de la inteligencia artificial aplicada a la videovigilancia todavía en ciernes, Veesion es el primer software de reconocimiento de gestos empleado para combatir el hurto en establecimientos comerciales. El concepto es muy sencillo: basta con conectar la tecnología desarrollada por Veesion directamente al circuito de cámaras ya instalado. Por tanto, resulta inútil renovar los equipos de videovigilancia. Veesion actualiza las cámaras existentes. 

Compatible con un 90 % de las cámaras del mercado, la solución funciona igual de bien con las tecnologías digitales que con las analógicas. Sencillo, práctico, eficaz y económico, puesto que la inflación también afecta al precio de las cámaras, pues en algunos casos sus componentes están agotados. «De 3000 tiendas equipadas en todo el mundo, extraemos cada mes más de 100 000 gestos analizados estimados pertinentes por los comerciantes, es decir, el equivalente a dos o tres hurtos evitados cada día por los establecimientos comerciales más afectados por la pérdida de inventario desconocida», precisa Benoît Koenig. 

Aquí es donde Veesion marca la diferencia: gracias a la facilidad de uso de su interfaz y a la calidad de las alertas enviadas: un 95 % se estiman pertinentes por los comerciantes. El resultado de la atención particular recibida del I+D: más de 25 ingenieros trabajan diariamente para mejorar la precisión y la detección de nuevos escenarios de hurto.

Vigilancia basada en IA: los principales puntos de vigilancia

Uno de los grandes puntos fuertes de la solución de inteligencia artificial adoptada por Veesion reside en su conformidad y en el respeto de la normativa en vigor. Un punto realmente crítico pues el uso de la inteligencia artificial está muy regulado en Europa, igual que el reconocimiento facial, estrictamente prohibido. 

Por este motivo, Veesion implementa el reconocimiento de gestos, pero no de la persona. «Nos interesa únicamente el gesto que coloca un producto en un contenedor. A continuación, es el ser humano el que decide actuar, intervenir y controlar a la persona. Por el contrario, nosotros no somos capaces de identificar a una persona, ni saber si una persona ha regresado dos días más tarde a la misma tienda». Esto es seguridad dentro de la legalidad.


Para más información sobre la normativa relativa a la videovigilancia en establecimientos comerciales, consulta nuestro artículo «Todo lo que necesitas saber sobre la videovigilancia en establecimientos comerciales».

¿Qué perspectivas tiene la IA aplicada a la videovigilancia?

Como ya se ha mencionado en el capítulo sobre las ventajas, la inteligencia artificial pretende cambiar el panorama del comercio al detalle favoreciendo el desarrollo de nuevos usos. De este modo, en el futuro será posible detectar los fraudes en las cajas automáticas y reducir aún más la pérdida de inventario desconocida. ¿Por qué no prever también la utilización del vídeo inteligente para detectar las malas posturas de los trabajadores en la oficina o en la fábrica, y mejorar la salud en el trabajo?

El comercio al detalle del futuro girará en torno a una tienda autónoma con un recorrido de cliente más cómodo. Asimismo, la videovigilancia y la inteligencia artificial ofrecen a los comerciantes una alternativa menos costosa que la multitud de sensores y objetos conectados necesarios actualmente. De ahí que la IA permita también conocer mejor a los consumidores. La clave de un recorrido de compra personalizado y de una experiencia de cliente óptima. 

Esto es lo que realmente aporta la inteligencia artificial a la videovigilancia: una mejor comprensión del comportamiento humano y consejos avezados.

Noticias relacionadas

Descubre lo que Veesion puede hacer por ti. ¿Tienes una o más tiendas?

Nuestro equipo se comunicará con usted dentro de las 48 horas.